Violencia urbana
Pesadilla en un viaje de Uber: una mujer denuncia que el chofer la obligó a bajarse del auto a los golpes

Ocurrió en Pablo Podestá, donde el conductor se negó a continuar al destino pactado.


Moreno y Benito Pérez Galdós, la esquina de Pablo Podestá donde se habría producido la agresión. Foto: Street View de Google

Un viaje en un móvil de Uber se convirtió en una pesadilla para una mujer, que denunció que el chofer no quiso seguir hasta el destino pactado y la obligó a bajar de su auto a los golpes en la localidad de Pablo Podestá, partido de Tres de Febrero. Además, según declaró ante la Policía, cuando ella estaba en el piso él le pegó una patada y habría intentado atropellarla con su auto.

El episodio, que fue difundido por una amiga de la víctima, ocurrió en la noche del jueves, cerca de las 22. La mujer había pedido un auto a través de la aplicación de Uber para ir a una dirección en la localidad de Pablo Podestá, en el partido de Tres de Febrero.

Para llevarla, se presentó el conductor Angel Gabriel con un Chevrolet Agile blanco, patente LUY 066. En la denuncia que presentó ante la Policía, la víctima relata que se sentó en el asiento trasero y que, durante el trayecto, el chofer “se encontraba alterado”. “En un momento, al dialogar sobre el trayecto a tomar, este le indicó que no se iba a meter por algunas calles, siempre en un tono agresivo”, dice la denuncia policial.


La foto del auto de Uber que acompaña a la denuncia.

La amiga que difundió el caso contó que, sin motivo alguno, en un punto el conductor no quiso seguir el viaje. “Ella se resistió a bajar del auto, debido a que era tarde y se encontraba en una zona que desconocía. El chofer se dio vuelta, le pegó una piña en la cara, la arrastró fuera del auto y, no conforme con eso, le pegó una patada a la altura de las costillas, tirándole después el auto encima, dejándola a la deriva y herida”.

En su denuncia, la víctima detalla que Angel Gabriel sabía desde el principio a dónde se dirigían. Y que aún así, cuando llegaron a la esquina de la calle Pérez Galdós y Moreno -a menos de 20 cuadras de la dirección a donde iban- el conductor le dijo que se bajara del auto, porque no iba a seguir el viaje.


Una amiga de la víctima difundió la foto del conductor de Uber que la habría agredido.

“Allí, (el chofer) se da vuelta y le arroja un golpe de puño que no logra impactarla. Aún así, posteriormente el mismo se baja del auto, abre la puerta trasera y la toma a la fuerza, para tirarla hacia el suelo del asfalto, donde se golpea la mano y la rodilla derecha, y donde finalmente este le propina un golpe de patada en su cuerpo”, consta en la denuncia policial.

De acuerdo al escrito, el conductor arrojó la cartera de la víctima hacia el interior de una fábrica y volvió a su auto. La mujer le dijo a la Policía que ella trató de detenerlo golpeando un vidrio del vehículo, pero que el chofer hizo marcha atrás “intentándola atropellar”.

Fuentes de Uber dijeron a Clarín que en los casos en que un chofer o un pasajero realizan denuncias porproblemas durante los viajes ante las fuerzas de seguridad u organismos judiciales, se inicia una investigación en la que una de las opciones es que el denunciado sea suspendido. Agregaron que el 90 % de los conflictos se resuelve en seis horas.

Fuente : Pesadilla en un viaje de Uber: una mujer denuncia que el chofer la obligó a bajarse del auto a los golpes clar.in/2JZS5Ol @clarincom #clarincom

Anuncios