SUR DE LA FLORIDA
Empleadas de hoteles de Miami Beach llevarán un arma especial a partir del año próximo

POR CHABELI HERRERA
cherrera@miamiherald.com

A partir del próximo año, las empleadas domésticas del hotel de Miami Beach estarán armadas.


La Comisión de la Ciudad de Miami Beach votó unánimemente el miércoles para armar a los trabajadores con los llamados “botones de pánico” a partir del 1 de agosto del 2019. J. Albert Diaz

Su arma, alarmas conocidas como “botones de pánico”, que les ayudarán a combatir el acoso sexual y los asaltos en el trabajo, un problema que se está discutiendo y abordando más abiertamente tras el surgimiento del movimiento #MeToo. A partir del 1 de agosto del 2019, Miami Beach será la tercera ciudad turística, después de Seattle y Chicago, en exigir que los hoteles proporcionen los dispositivos. La Playa los llama “botones de seguridad”.

La Comisión de la Ciudad de Miami Beach votó unánimemente el miércoles para armar a los trabajadores con botones de pánico después de que la comisionada Kristen Rosen González propuso la medida a fines del año pasado, luego de sufrir un presunto asalto. Según Rosen González, el ex candidato de la Comisión Municipal de Miami Beach, Rafael Velásquez, le mostró el pene en su auto.

“Se trata de cambiar el comportamiento inapropiado en [la industria de] hotelera y es en su mayoría hombres, odio decirlo. Pero los huéspedes se han salido con las suyas por mucho tiempo “, dijo Rosen González en una entrevista.

Se estima que hay 11,500 empleadas domésticas trabajando en hoteles del condado Miami-Dade, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU, y la mayoría de ellas trabajan en Miami Beach, el centro de una industria turística de $25,000 millones en la región. Según una encuesta reciente del sindicato hotelero Unite Here Local 355, el 63 por ciento de más de 70 hoteles de Miami Beach encuestados dijeron que han sido agredidas sexualmente o acosadas mientras trabajaban en las habitaciones.

Bajo las nuevas regulaciones, Miami Beach exigirá que todos los hoteles y pensiones brinden a los empleados que trabajan en las habitaciones, asistentes de limpieza, asistentes de minibar y del servicio de habitaciones un botón de “seguridad” o un dispositivo de alarma. Los empleados podrán usarlo si sienten que se comete un “delito, acoso u otra emergencia en presencia del empleado”.

Aún así, el tipo de dispositivo que se compre depende del hotel, dijo la Ciudad. El costo puede variar de $3 o $4 por una aplicación de celular, hasta $100 por habitación como parte de un sistema de seguridad en todo el hotel, como lo hacen en los hoteles de Chicago, que comenzaron a proporcionar los dispositivos el 1 de julio. Miami Beach incluye un requisito, en el que ha insistido el sindicato local: los dispositivos deben estar preparados para contactar a la seguridad cuando un trabajador presione el botón.

Los hoteles de Miami Beach también deben colocar un letrero dentro de cada habitación notificando a los huéspedes que los empleados están equipados con botones de pánico. Durante la renovación anual de sus recibos de impuestos comerciales, los hoteles deberán presentar una declaración jurada afirmando que cumplen con la ordenanza del botón de pánico. Si una propiedad viola cualquiera de los requisitos, la primera vez se emitiría una advertencia por escrito, seguida de multas de $500, $1,000 y $2,000 por cada violación subsiguiente dentro de un período de seis meses.

El cumplimiento de la ordenanza por parte de los hoteles traerá a los trabajadores más tranquilidad, dijo Rosen González.

Las regulaciones no son de manera alguna las más estrictas en la nación. En Chicago, la ordenanza del botón de pánico especifica que este debe ser lo suficientemente sofisticado como para ponerse en contacto con la seguridad del hotel y describe otras protecciones para los trabajadores, lo que incluye permitir reasignar a los empleados a un área diferente del hotel para evitar así al huésped infractor. En Seattle, donde se introdujo la ley por primera vez, los hoteles deben llevar un registro de los invitados acusados de acoso sexual.

Las primeras discusiones sobre la ordenanza de Miami Beach incluyeron el requisito de que los invitados que fueran hallados acosando sexualmente o atacando a los trabajadores se les prohibiera el alojamiento durante un año, pero esa disposición fue eliminada de la versión final. La fecha de implementación de los botones de pánico también se cambió de enero del 2019 a agosto del 2019 para dar a los hoteles más tiempo para prepararse.

Wendy Kallergis, presidenta de Greater Miami y Beaches Hotel Association, dijo que el grupo apoya la versión final en la ordenanza. En la reunión de la Comisión el miércoles, el hotel Fontainebleau Miami Beach, el más grande en la playa, también apoyó las regulaciones.

“Tenemos una mezcla diversa de hoteles en Miami Beach que incluyen grandes cadenas corporativas, marcas de servicio limitado, boutiques y hoteles independientes… Trabajaremos estrechamente con todos nuestros hoteles durante el proceso”, escribió Kallergis en un correo electrónico.

Agregó que los socios de la asociación hotelera “preferirían diseñar e implementar programas de seguridad nosotros mismos”, pero que la seguridad es una prioridad y creen que Miami Beach ha implementado una “buena ordenanza”.

Algunos hoteles creen que las nuevas regulaciones no son necesarias teniendo en cuenta los protocolos de seguridad que ya siguen los hoteles locales.

No creemos que la adición de dispositivos de seguridad sea necesaria”, dijo Peggy Benua, gerente general del hotel Dream South Beach, en Collins Avenue, y agregó que el hotel cumplirá con las nuevas reglas. “En mi carrera de más de 28 años, personalmente no he tenido una denuncia de asalto sexual en ningún hotel en el que haya trabajado. Eso no significa que no suceda y que no es un asunto serio”.

El hotel de 107 habitaciones aún no ha determinado cómo absorberá los costos adicionales de los botones de pánico. Benua dijo que Dream South Beach planea echar un vistazo a los dispositivos usados por sus otras propiedades en Nueva York, donde algunos hoteles sindicalizados ya proporcionan botones de pánico.

Para el sindicato hotelero, las nuevas reglas son una victoria a pesar del lenguaje más parco, dijo Wendi Walsh, secretaria-tesorera de Unite Here Local 355.

“Esta es definitivamente una versión significativamente diluida del primer intento, [pero] creo que lo más importante es comenzar con algo en Miami Beach”, dijo Walsh. “Vamos a celebrar esto como una verdadera victoria. Es algo muy importante que los comisionados están haciendo para reconocer que este tipo de comportamiento ocurre en los hoteles”.

La empleada doméstica de Miami Beach Resort, Onelia Broche, dijo que los botones serán algo bienvenido que podría ayudar a disminuir la frecuencia de acoso sexual o agresión en el trabajo.

Broche dijo que en varias ocasiones ha sentido de miedo en el trabajo, incluyendo un caso en el que un huésped entró a la habitación sin avisar y se le acercó por detrás mientras arreglaba la cama. Ella pudo escapar antes de que el incidente empeorara, dijo ella.

“Puedes gritar, pero al final estás en una habitación. ¿Quién te va a escuchar?”, dijo Broche. “Cuando conté a otros lo ocurrido, me dijeron: ‘Eso no es nada’”.

Muchas colegas de Broche han tenido experiencias similares, dijo. Algunas se han encontrado con huéspedes desnudos en las habitaciones u otros que las invitan de forma insinuante a las habitaciones. Broche y muchas de sus compañeras de trabajo, que están representadas por el sindicato hotelero, han esperado con ansiedad los botones de pánico, dijo.

Miami Beach, que a menudo se presenta como un lugar para que los turistas destapen sus inhibiciones, se espera que la medida alivie la carga de esa importante fuerza laboral en la industria del turismo, dijo Walsh.

“Son mujeres fuertes”, dijo, “que con las herramientas adecuadas se protegerán a sí mismas y deben saber que tienen derechos que pueden ejercer”.

Chabeli Herrera: 305-376-3730, @ChabeliH

Read more here: https://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article215545700.html#storylink=cpy

Fuente : Empleadas de hoteles de Miami Beach llevarán un arma especial a partir del año próximo https://t.co/6tpn72PeDZ @elnuevoheradl #elnuevoheradl

Anuncios