Menores migrantes recibieron drogas a la fuerza para sedarlos en un refugio en Texas, según demanda

Editado por Alba Moraleda/Noticias Telemundo


Niños en una instalación del centro de procesamiento en McAllen, Texas.

Tras la oleada de protestas que ha llevado al presidente Donald Trump a frenar este miércoles la separación de familias migrantes a través de una orden ejecutiva, una investigación de Reveal y The Texas Tribune desvela que, según una denuncia presentada ante un tribunal federal, un refugio para niños migrantes inyectó a la fuerza drogas a menores separados de sus padres para sedarlos.
 
Según esta demanda, el refugio privado de Shiloh (Texas) administró “poderosas drogas psiquiátricas” a menores bajo custodia de los Estados Unidos que les provocaba mareos, les volvía apáticos, obsesos y que les incapacitaba. Añade que a los niños se les dijo que no serían liberados o que no verían a sus padres si no tomaban los medicamento. Sobre estos se les dijo que eran vitaminas.
 
Los padres y los menores dijeron a los abogados que las drogas les impedían caminar, les provocaban miedo hacia otras personas y querían dormir constantemente, de acuerdo con las declaraciones juradas presentadas el pasado abril en el Tribunal del Distrito de los EE. UU. En California.
 
“El supervisor me dijo me iba a poner una inyección para calmarme”, cuenta una niña en la demanda a la que ha tenido acceso Reveal. “Dos miembros del personal me agarraron y el médico me puso la inyección a pesar de mi objeción y me dejaron en la cama”.
 
Shiloh es una de las 71 compañías que reciben fondos del gobierno federal para alojar y supervisar a niños inmigrantes considerados menores no acompañados.
 
Según la investigación de Reveal del  The Center for Investigative Reporting encontró que casi la mitad de los $ 3.4 mil millones pagados a esas compañías en los últimos cuatro años fueron a centros con denuncias por malos tratos a niños. En casi todos los casos revisados por Reveal, el gobierno federal continuó los contratos con las compañías después de las  denuncias.
 
Un abogado que representa a los niños dijo que los jóvenes separados de sus padres suelen estar deprimidos, enojados, ansiosos y, a veces, indisciplinados y eso, a su vez, fomenta la prescripción de medicamentos inapropiados.
 
A un niño se le recetaron 10 inyecciones y píldoras diferentes, incluidos los medicamentos antipsicóticos Latuda, Geodon y Olanzapina, el medicamento para el Parkinson Benztropine, los medicamentos anticonvulsivos Clonazepam y Divalproex, el medicamento para el dolor nervioso y el antidepresivo Duloxetina y el potenciador de la cognición Guanfacine.

Shiloh ya se había ganado la reputación de maltratos a los niños después de que en diciembre de 2014, la representante demócrata de Houston, Sheila Jackson solicitara su cierre citando informes del Houston Chronicle sobre “violencia física, uso irracional y excesivo de restricciones físicas, administración de medicamentos de emergencia sin previo aviso a las autoridades gubernamentales”. y varias muertes de menores mientras estaban bajo custodia “, según dijo ella en un comunicado.
 
Pero después de esto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. continuó enviando niños y fondos a Shiloh con un total de $ 19 millones , según los registros de pagos federales.
 
Shiloh recibe a niños inmigrantes desde 2013. El año pasado fue el más lucrativo, Shiloh recaudó $ 5,6 millones.

Fuente : Menores migrantes recibieron drogas a la fuerza en un refugio en Texas, según demanda https://t.co/9Cbb7LATC8 @TelemundoNews #TelemmundoNews

Anuncios