Dreamers : La Corte Suprema de EE.UU. rechazó un planteo de Trump
Donald Trump había ordenado que el programa finalice el 5 de marzo. El Supremo Tribunal no ratificó la decisión. 


La posición de la Corte es un revés para el gobierno que busca endurecer su política migratoria/AFP

El gobierno de Donald Trump recibió un duro golpe, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes pronunciarse acerca del futuro del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés). Esta definición evita la deportación de 700.000 dreamers, inmigrantes que ingresaron al país de manera irregular cuando eran niños. El caso tendrá que pasar primero por los tribunales de apelaciones menores para que haya un fallo por parte del Supremo Tribunal.

La Casa Blanca había suspendido el programa en septiembre y fijó el 5 de marzo como fecha de cierre. Un juez federal de San Francisco y otro de Nueva York fallaron a favor de las organizaciones sociales y de algunos estados que presentaron demandas judiciales contra la decisión de la administración Trump, para que el programa no se diera de baja. A partir de estas resoluciones, los “dreamers” pueden seguir pidiendo la renovación de sus permisos, que se otorgan por dos años.

Al conocerse la sentencia del tribunal de California, el gobierno nacional realizó una maniobra judicial y en vez de recurrir la decisión en el Circuito de Apelaciones de San Francisco, que era el tribunal correspondiente, decidió buscar la intervención de la Corte Suprema. El gobierno considera que el tribunal de apelaciones tiene una tendencia progresista y especuló con que la mayoría conservadora del Supremo Tribunal lo beneficiaría y podría fallar en linea con la decisión de cancelar el DACA.


El DACA fue aprobado por Obama en 2012/ AP

El programa DACA fue aprobado por el presidente demócrata Barack Obama en 2012. Esta decisión ejecutiva hizo posible que se otorgaran permisos temporales de residencia y trabajo a más de 700.000 de jóvenes, un 80% de ellos de origen mexicano. El Gobierno de Trump lo canceló bajo el argumento de que Obama se extralimitó en sus funciones, y por medio de un decreto presidencial implementó una decisión en materia migratoria que es competencia del Congreso.

La deportación de los dreamers es un elemento de presión que utiliza Trump sobre los legisladores demócratas para lograr la ampliación del muro en la frontera con México. El presidente se comprometió a resolver la situación de 1,8 millones de jóvenes -más del doble de los que han llegado a estar inscritos en DACA- e incluso planteó la posibilidad de que puedan obtener la nacionalidad estadounidense en 10 ó 12 años. Pero a cambio exige 25.000 millones de dólares para el muro en la frontera con México y para incrementar las deportaciones del resto de los indocumentados.

Fuente: Agencias

Fuente : Dreamers : La Corte Suprema de EE.UU. rechazó un planteo de Trump https://t.co/McB5pTmQpQ @clarincom #clarincom

Anuncios