La familia de la fallecida al aplastarle la cabeza un ascensor denuncia al hospital
La empresa de mantenimiento asegura que el aparato había pasado todas las inspecciones

ANTONIO J. MORA

Sevilla


Agentes en el exterior del Hospital de Valme, el domingo en Sevilla. RAÚL CARO EFE

La familia de la mujer que murió el pasado domingo en Sevilla al aplastarle la cabeza un ascensor en el Hospital de Valme ha denunciado tanto al centro sanitario como a la empresa de mantenimiento al considerar lo ocurrido “una negligencia”. La víctima, de iniciales R. C., de 25 años y vecina de Dos Hermanas, falleció cuando era trasladada en una camilla tras dar a luz por cesárea a su tercera hija. El Juzgado de Instrucción 1 de Sevilla se ha hecho cargo de la investigación.

El padre de la fallecida, Juan Cortés, ha confirmado este lunes que la denuncia interpuesta en el juzgado de guardia va dirigida contra el hospital y la empresa de mantenimiento del ascensor, Orona. “Me han quitado a mi hija con 25 años. Hechos como este no pueden suceder, un ascensor que está las 24 horas del día subiendo y bajando personas debe estar bien”, ha asegurado el padre a los periodistas. “Es algo muy fuerte”, ha lamentado. Tras dar a luz, la víctima era trasladada en camilla al área de planta por un celador. Al introducirla en el ascensor, este comenzó a subir sin que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza estuviese dentro del habitáculo, lo que provocó que el cráneo quedase aprisionado contra las estructuras superiores.

El Juzgado de Instrucción 1 de Sevilla investiga ya las circunstancias del accidente y está a la espera de recibir un atestado por parte del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional y el resultado provisional de las pruebas autopsia practicadas al cadáver de la joven. A su vez, la Junta de Andalucía ha abierto una investigación interna, según señaló este domingo la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien dijo que el ascensor “había pasado todos los controles y cumplía con la reglamentación”. En concreto, la máquina había pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento, Orona, el pasado 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo. En este sentido, Orona ha reiterado este lunes que el elevador había pasado “sin incidencias” todas las inspecciones y que las causas del siniestro “se esclarecerán en un informe técnico” que redactará “la autoridad competente” con la que “está colaborando”.

Tras el suceso, la asociación Defensor del Paciente ya solicitó una investigación de oficio a la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, sobre las circunstancias de lo ocurrido. La organización ha pedido “conocer la situación en la que estaba el ascensor y si las revisiones no fueron lo más exquisitas para evitar un accidente de esta magnitud”. El Defensor del Paciente, en la carta enviada a la fiscal jefe de Sevilla, considera que “a veces la falta de cuidado” en el acondicionamiento de los servicios en los hospitales “y la vejez de estos” puede provocar “accidentes evitables”. El PP y Podemos también han pedido que se investiguen a fondo los hechos.

Fuente : Tenía 25 años, acababa de ser madre. Un fallo en el funcionamiento del ascensor del hospital acabó con su vida https://t.co/W6oOWn1feD @el_pais #el_pais

Anuncios