Grecia se prepara para recibir de vuelta a refugiados de otros países europeos

Esta decisión se basa en una recomendación de la Comisión Europea que contempla, en casos especiales, el retorno de refugiados a su primer país europeo de llegada


EFE |Un grupo de refugiados protesta para reclamar reunidicaciones familiares entre Alemania y Grecia

BEGOÑA CASTIELLA

Alemania volverá a enviar refugiados a Grecia, el primer país europeo al que llegaron, por primera vez desde el año 2011. Así lo ha confirmado el ministro de Política Migratioria, Yannis Muzálas en una entrevista concedida al medio alemán ARD, destacando que «hace pocos días dimos el visto bueno al retorno de un pequeño número de refugiados, relacionados con el Tratado de Dublin, desde Alemania y otros países de la Unión Europea.» Muzálas explicó también que serán las autoridades de asilo alemanas y griegas las que serán responsables de ejecutar estas devoluciones. Y añadióque entiende que «los gobiernos (europeos) quieran mostrar a sus ciudadanos que hacen algo. Es por ello que quiero ayudarles».

Según la información del programa griego de la Deutsche Welle, el regreso a Grecia de las personas que entraron en este país primero y siguieron su viaje a otros países europeos está limitado a quienes lo hicieron después del mes de marzo de este año.

Esta decisión se basa en la recomendación de la Comisión Europea del 8 de diciembre 2016 por la que es posible, y siempre bajo condiciones muy estrictas, el retorno de refugiados a su primer país europeo de llegada, en este caso Grecia. Hasta finales del mes de Julio, el total de las solicitudes es de 392, y la fecha en la que serán «devueltos» a Grecia dependerá de las autoridades helenas. Algunos hasta han recibido asilo por parte de las autoridades griegas mientras seguían su viaje a otro país europeo, en este caso Alemania.

El Tratado de Dublín III «ya no funciona»

El Comisario de Migración Dimitris Avramópulos se ha manifestado públicamente a favor de estos retornos a Grecia, pero ha aprovechado para destacar que aunque el reglamento de Dublín ya no funciona, seguirá aplicándose hasta que sea reemplazado por un nuevo sistema. Las regulaciones del tratado de Dublín III especifican que quienes entran irregularmente en la Unión Europea deben de solicitar asilo en el primer país que pisan. Y en el caso de continuar su viaje a otro país europeo, deberán ser devueltos al país inicial. Algo que no se hace desde hace años en el caso de Grecia, especialmente tras el comienzo de la crisis de refugiados a partir del 2015.

Inquietud en las ONGs griegas

El que se devuelvan refugiados a Grecia es una noticia que todas las asociaciones de inmigrantes y las ONGs que se ocupan de ellos esperaba. «Lo malo es que aunque estas personas consigan asilo en Grecia, su vida diaria será muy dura en un país en crisis que no eligieron y dónde no se quieren quedar», afirma Aglaia Konstantakopoulou, encargada de los servicios sociales de Caritas Atenas. «Aun peor será el caso de quienes no conseguirán asilo, aunque apelen la decisión, y no podrán ni reunirse con el resto de sus familias, ni ser reubicados en otro país europeo. Solo les quedará la deportación a Turquía o un regreso voluntario a su país, algo que nadie quiere». El gobierno griego, siempre con ayuda europea, intenta que quienes están en campamentos puedan obtener rapidamente otro tipo de instalaciones de acogida y espera que las familias estén rapidamente alojadas en pisos en distintas ciudades europeas.

Siguen llegando inmigrantes, pero muchos menos

ACNUR recoge que, desde que empezó el año hasta el 6 de Agosto, han llegado por mar a Grecia 11.919 personas, comparados con los 173.450 que llegaron por mar durante el 2016.

Las estadísticas del Ministerio de Politica
Migratoria de esta semana muestran que se encuentran registradas 15.472 personas en las islas del Egeo y en total en todo el país 62.206 personas entre refugiados y migrantes. Pero lo que las estadísticas no reflejan es el número total de refugiados y migrantes que están atrapados en Grecia, intentando seguir su viaje a otros países europeos, para evitar volver a Turquía.

Entretanto, siguen llegandoinmigrantes a las costas a diario. Muchos ni siquiera se preocupan de solicitar asilo: quieren seguir su viaje europeo, aun a sabiendas de lo caro y peligroso que es. «Ya no son el millón que llegaron y siguieron su viaje en el 2015. Pero siguen llegando», dice Afroditi, cuya familia tiene un bonito hotel en Molivdos, en la isla de Lesbos y cuyos clientes vieron con asombro y pena en los pasados veranos los atraques de barcos de goma llenos de gente desesperada.

Fuente: Grecia se prepara para recibir de vuelta a refugiados provenientes de otros países europeos https://t.co/qmCuiwT6IR @abc_es #abc_es

Anuncios