Fallido asalto a cuartel militar eleva aún más la tensión en Venezuela

Autor: Fernando Fuentes

Las FF.AA. abortaron confuso incidente protagonizado por supuestos militares disidentes en Valencia, que se saldó con dos muertos, un herido y 10 detenidos. Maduro negó que fuera una “rebelión” militar y remarcó que se trató de un “ataque terrorista”, según él financiado desde Bogotá y Miami.


Imagen del video difundido por los hombres vestidos con uniforme militar que atacaron el cuartel en Valencia.

Un día después de que la Asamblea Constituyente removiera del cargo a la fiscal general Luisa Ortega, un nuevo incidente elevó aún más la tensión en Venezuela. Dos muertos, un herido y 10 detenidos dejó el fallido asalto ocurrido durante la jornada a la Brigada 41ª de Blindados del Batallón Paramacay, de la ciudad de Valencia, cometido por supuestos militares disidentes. Las FF.AA. venezolanas, que abortaron la rebelión, calificaron la incursión como “un ataque paramilitar de tipo terrorista”.

“Dos fueron abatidos por el fuego leal a la patria, uno esta herido. De estos 10 atacantes que quedaron en las instalaciones de Paramacay, nueve son civiles y uno es un teniente desertor desde hace meses, quien había sido dado de baja”, aseguró el Presidente Nicolás Maduro en su programa de televisión dominical, al dar cuenta del incidente en Valencia.

Maduro aseguró que “unos 20 mercenarios” ingresaron a las 3.50, “sorprendieron a la vigilia y se dirigieron directamente a los parques de armas”. El incidente se conoció luego de la difusión en redes sociales y varios medios de un video grabado supuestamente en la 41ª brigada, en el que un hombre, identificado como el capitán retirado de la Guardia Nacional Juan Caguaripano (ver recuadro), aparecía secundado por militares en uniforme de campaña y con armas largas y se declaraba en “rebeldía” contra la “tiranía ilegítima de Nicolás Maduro”, al tiempo que exigía un “gobierno de transición”.

“Dentro del fuerte Paramacay entre las 5.00 y las 8.00 se desarrollaron combates internos con toda la metodología de seguridad de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)”, explicó Maduro sobre los hechos ocurridos en la Brigada 41ª de Blindados, que tiene el mayor poder de fuego militar, según el diario español El País.

Testigos confirmaron a Reuters que cerca del lugar se escucharon disparos. Otros videos difundidos en internet mostraron movimientos de blindados y unas decenas de civiles cerca cantando el himno nacional. Un opositor que se manifestaba cerca del cuartel en favor de los atacantes murió por impacto de bala de las fuerzas de seguridad, según el líder opositor Henrique Capriles.

El mandatario negó que fuera una “rebelión” militar y remarcó que se trató de un “ataque terrorista”, según él financiado desde Bogotá y Miami. Al mismo tiempo, ordenó reforzar la seguridad e inteligencia en todas las unidades militares.

Citada por Reuters, la analista de temas militares Rocío San Miguel dijo que “el pronunciamiento de hoy (fue) claramente infiltrado desde hace días por los servicios de inteligencia. Servirá de excusa para una feroz persecución a lo interno de las Fuerzas Armadas”.

Según Maduro, ya se han abierto “los juicios” correspondientes para los capturados, que están declarando sobre lo ocurrido, y pidió “pena” para todos ellos, que aseguró “no tendrán ningún beneficio”. El Presidente felicitó a la FANB por la “reacción inmediata” que han tenido frente al “ataque terrorista”.

El régimen hizo a continuación una demostración de fuerza y apego a Maduro, según El País. El comandante general del Ejército, Jesús Suárez Chourio, apareció fuertemente armado en un video y rodeado por otro grupo de oficiales. Siguiendo la versión oficial, Suárez Chourio aseguró que habían sido objeto “de un ataque mercenario contra la paz”. “Recuerden que la patria quiere estar en paz; recuerden que la FANB es la patria también y le ha mantenido en paz a esta Venezuela heroica que se manifestó este 30 de julio con el voto soberano eligiendo su Asamblea Nacional Constituyente”.

El Ministerio de Defensa dijo que está implicada la “extrema derecha venezolana”, como el gobierno se refiere a la oposición. Maduro tampoco pudo evitar vincular a la oposición con los hechos ocurridos en Valencia. “Hace una semana les ganamos con votos, y hoy hubo que ganarle con balas al terrorismo”, afirmó el mandatario, aludiendo a las elecciones de su poderosa Asamblea Constituyente.

Por su parte, el presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, exigió al gobierno la verdad sobre el denunciado “ataque terrorista”. “Queremos saber la verdad, que no nos vengan con cuento chino, con una cacería de brujas, que no nos vengan a culpar”, afirmó.

“Las últimas horas han demostrado que no solamente la gran mayoría está en contra de esta situación, sino que la crisis que impulsó Nicolás Maduro también ha llegado a los cuarteles”, dijo el vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara.

A fines de junio, un policía robó un helicóptero, atacó sedes oficiales en Caracas sin provocar heridos y, en videos desde la clandestinidad, prometió luchar por la “liberación” de su país, recordó Reuters

Fuente : Fallido asalto a cuartel militar eleva aún más la tensión en Venezuela https://t.co/1qHI4i0h0D @latercera #latercera

Anuncios